Niveles de seguridad de puertas

cerrajero puertaLa puerta tiene ciertos parámetros que tiene que cumplir para poder ser llamada de seguridad. Estos parámetros van de la mano con lo que se llama efracción. ¿Qué es la efracción? Esta se define como la capacidad con la que cuenta un producto para resistir intentos de entrada forzada siendo utilizada la fuerza física y con la ayuda de herramientas predefinidas.

En este caso la norma UNE_EN 1627 es la que marca los requisitos y brinda la clasificación que deben tener los objetos como lo son las ventanas, puertas peatonales, ventanas, rejas, entre otras. Las puertas se ven clasificadas según el grado de resistencia de efracción ante un tipo de ladrón en específico.

  • Grado de seguridad de acuerdo al ladrón

Los tipos de ladrón son varios. Primero empezamos con el ladrón no profesional o inexperto. Este simplemente incurre en la entrada forzosa a través de la fuerza bruta como con una patada, embestida o con un arrancamiento. En este caso es un ataque de bajo nivel.

En cuanto a las herramientas que usa este tipo de ladrón están los alicates, destornilladores y sierras manuales pequeñas que permitan arrancar bisagras. Este es uno de los ataques menos agresivos.

También está el ladrón poco experimentado, que roba de forma casual  y sus intentos no son tan sofisticados como los de un experimentado ni tan insistentes. Este utiliza herramientas pesadas como hachas, cinceles y taladros pequeños a batería. A este no le preocupa el ruido que haga así que asume un riesgo menor al que el experimentado.

El experimentado tiende a usar herramientas dedicadas específicamente diseñadas para cometer actos de efracción. A este le preocupa el llamar la atención de los ocupantes en caso de haber gente en casa. Este tomará menos riesgos e intentará llamar la atención lo menos posible. Este ya ha estudiado con anterioridad a su blanco y tiene muy en claro cuál será el botín.

  • Grados de resistencia

Cuando hablamos de los grados de resistencia que debe tener una puerta estamos contando con 6. Los primeros tres niveles (1,2 y 3) corresponden a amenazas bajas como lo que son los ladrones ocasionales. La idea de esto es del tiempo que necesitarán para abrir la puerta.

En este caso todos los grados se ven medidos con esta nomenclatura, es decir, el tiempo de resistencia que tiene la puerta a ser expuesta al ataque. Mientras la puerta tenga un mayor grado, más es el tiempo que tiene que tomar el ladrón para poder abrirla.

En todo caso siempre tenemos que ver cuál es el grado de resistencia con el que cuenta la puerta que estamos adquiriendo y también los materiales con los que está construida. Si necesitamos asesoramiento, en este caso nos podemos comunicar con los asesores profesionales, en este caso los cerrajeros de https://cerrajeroselprat.com.es/ que nos pueden dar sugerencias  según las necesidades que tengamos en casa.

Estos también nos pueden ofrecer la instalación de las diversas puertas y certificar que verdaderamente estas posean el grado de resistencia que ofrecen los vendedores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *