¿Cuáles son las cerraduras más difíciles de abrir?

Cuando tenemos que hablar de seguridad, una de las partes más importantes con las cuales protegemos nuestra casa es con una cerradura. Estas se encuentran en la entrada principal, y son las que dan el acceso al interior de la vivienda, por esto son los blancos más fáciles de los llamados amigos de lo ajeno. Los cerrajeros en Alcalá nos cuentan más de este tema.

Ciertamente, la seguridad ha ido aumentando a medida del tiempo, y esto nos ha brindado cada vez más tipos de cerraduras que pueden servirnos frente a lo que puede ser algún ataque de un delincuente. A continuación hablaremos de las cerraduras más seguras que podemos colocar en nuestras puertas según expertos cerrajeros.

  • Cerradura multipunto

Esta es una de las mejores cerraduras en cuanto a seguridad. Tiene unas características que no otras tienen. Su mecanismo es único, ya que a medida que se va alejando del cierre principal, este tiene otros puntos más que brindan seguridad a lo largo de la puerta.

Lo mejor que tiene este tipo de cerradura es que la llave con la que se abre el cilindro principal, abre todos los demás puntos, pero cada uno de estos trabaja individualmente, haciendo que cuando un delincuente quiera abrir la cerradura se tiene que enfrentar no solamente a un punto, sino a varios.

  • Cerradura biométrica

En este caso, este tipo de cerraduras tienen una protección que viene dada por la tecnología, ya que estas usan la llamada biometría, que se encarga de realizar mediciones del cuerpo humano, puede ser huellas digitales, lecturas del iris, entre otras.

La ventaja que tienen es que son casi imposibles de modificar ya que tienen medidas de seguridad electrónicas que hacen de su manipulación una tarea complicada, y los delincuentes desisten en hacerlo.

  • Cerraduras de embutir

Este tipo de cerraduras se utilizan en la mayoría de los hogares. Tienen una ventaja que están introducidas literalmente dentro de la puerta, por lo que su manipulación es muy difícil, a menos que se utilicen herramientas de cerrajero, y aun así es complicado.

Además, estas pueden o no tener orificios de entrada de llaves, por lo que algunas veces se pueden programar mandos que las abran a distancia, teniendo  mayor facilidad en cuanto al acceso.

Estos tres tipos de cerraduras son excelentes para proteger nuestra puerta principal, pero hay que estar claros, no solamente una cerradura es lo que puede detener a los delincuentes, sino que tenemos que tener un plan B que nos permita evitar esto.

Las cerraduras necesitan componentes que eviten que estas se vean manipuladas, uno de estos son los escudos de seguridad. Estos son superficies de metal que se encargan de cubrir el espacio donde se inserta la llave por lo que ninguna herramienta sencilla puede atravesarlo, y se tendrán que usar herramientas de cerrajero para hacerlo.

El tener este conjunto puede ser la manera perfecta para evitar todos esos inconvenientes con los ladrones, y a pesar de que sea costoso, es justo y necesario el gasto para tener mayor seguridad en nuestro hogar u empresa que tengamos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *