Una novedad: El uso de fotocélulas como medio de apertura de puertas

Con el avance del tiempo, la tecnología evoluciona, y abre el paso a nuevos sistemas que facilitan la apertura de las puertas, de una manera rápida y efectiva, es por esta razón que hoy la información está relacionada con el uso de las fotocélulas en el proceso de apertura de puertas, conoce todo lo relacionado al tema, antes de ser parte de los usuarios de este novedoso sistema.

¿Qué es una fotocélula?

Una fotocélula es un dispositivo que emite y recibe un rayo de luz infrarroja, pero es un poco más complejo que eso: la fotocélula emite un rayo de luz a una frecuencia muy alta, a tal punto que sale del espectro de lo visible, catalogándose como luz infrarroja.

Esta luz en realidad representa una onda electromagnética que se origina desde la fotocélula, y se proyecta hacia el receptor. Este tipo de onda tiene características muy precisas, que impiden que se disperse, creando así este rayo que puede ser interrumpido con un objeto cualquiera.

Las fotocélulas y cómo permiten la apertura de puertas

Cuando alguien está en la búsqueda de un sistema de apertura de puertas automáticos, el cerrajero les corts le hablará de las fotocélulas como una opción, y es que esa onda electromagnética que crea desde un punto a otro, y que puede ser interrumpida, es perfecta para ser instalada en cualquier sistema de apertura de puertas automáticas.

Explicándolo detalladamente, cuando se instala el sistema de fotocélulas en una puerta, el sistema emite la luz infrarroja desde un punto a otro, cuando la luz es interrumpida, el sistema automáticamente envía la señal para abrir la puerta, porque esta interrupción se asocia con el paso de un objeto o cuerpo que se dirige hacia la puerta.

Tipos de fotocélulas

Principalmente existen dos tipos de fotocélulas:

  • Fotocélula de catadióptrico: En este tipo de fotocélula, el emisor y receptor están en el mismo elemento, y para lograr que el rayo regrese a su punto de inicio, se requiere el uso de un catadióptrico que haga la función de un espejo, y refleje el rayo de regreso a su origen.
  • Fotocélula con emisor y receptor: En este caso, no requiere ningún elemento reflectante, el dispositivo está dividido en dos partes, el equipo emisor se coloca a un lado de la puerta y el equipo receptor se coloca en el otro lado.

La señal sale desde el equipo emisor y llega hasta el equipo receptor, si detecta alguna interrupción de la señal, la puerta abrirá automáticamente.

¿En cuáles puertas pueden instalarse las fotocélulas?

Este sistema inicialmente se instalaba como medida de seguridad en elementos como elevadores, los cuales presentan su botón de apertura y cierre de puertas, pero adicionalmente presentan este sistema, y cuando la luz infrarroja es interrumpida, evita el cierre automático de la puerta, evitando accidentes.

También es muy común en todo tipo de puertas automáticas de garajes y estacionamientos. Por otra parte, estas fotocélulas pueden ser instaladas por su cerrajero de confianza en algunos otros tipos de puertas, tales como: abatibles, correderas, basculantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *